Educación hará pasar al profesorado y el alumnado por un proceso totalmente inútil, en vez de anular directamente la prueba y evitar lo que va a ser una simple pérdida de tiempo y recursos

La Consejería de Educación insiste en seguir adelante con la reválida de 6º de Primaria, a pesar del rechazo mostrado por la comunidad educativa y de que “será un proceso absolutamente inútil, una vez que el Ministerio ya ha advertido de la nulidad de la prueba realizada en las condiciones en las que se va a efectuar en las comunidades gobernadas por el PSOE”, recuerda Mario Suárez del Fueyo, secretario general de Podemos Xixón

Así quedó claro esta mañana tras la reunión celebrada esta mañana en el IES Aramo de Uviéu a la que asistieron 200 directores y directoras de centros escolares, el consejero de Educación, Genaro Alonso, y el director general de Ordenación e Innovación, Óscar Laviana Corte, en la que se puso de manifiesto que todo esto va a suponer simplemente una pérdida de tiempo y de recursos. “La negativa de la Consejería a declararse insumisa a la prueba únicamente valdrá para tener al profesorado y al alumnado realizando una evaluación sin ningún sentido y teniendo a toda la comunidad educativa ocupada en tareas baldías justo a final de curso y en plenas evaluaciones”, critica Del Fueyo

Por las informaciones de la Consejería, el cuestionario de la particular reválida que se va a aplicar en Asturies va a ser elaborado por Educación, pero serán los tutores y las tutoras las encargadas de pasar las pruebas al alumnado, corregirlas y codificarlas. “Es decir: se dice que es una prueba externa, pero la realidad es que va a ser el profesorado de los centros el encargado de llevarla a cabo”, apunta el secretario general de Podemos Xixón. Esos cuestionarios serán finalmente enviados a la Consejería, que anunció que en septiembre u octubre presentará un informe con los resultados obtenidos

Respecto a la posibilidad de que parte del alumnado se niegue a asistir a clase el día de la prueba, la Consejería ha dicho que esas ausencias contarán como cualquier otra jornada de absentismo escolar y que el alumnado que no participe simplemente no recibirá el certificado de la prueba. “Un certificado que la propia Consejería reconoce que no tiene ninguna validez”, remarca Del Fueyo, incidiendo en la “inutilidad de poner en marcha todo este proceso en vez de tomar acciones decididas y anular directamente la celebración de la prueba en Asturies, que va a ser un paripé en el que se perjudica al profesorado y al alumnado, a quienes no se tiene en cuenta en absoluto en todo este proceso”, denuncia el secretario general de Podemos Xixón