photo_2018-07-18_12-40-44

Este 18 de julio de 2018, tienen que suponer el fin de la tolerancia ante la apología del franquismo y el fascismo

Esta madrugada de 18 de julio de 2018, la sede de Podemos Xixón ha sido atacada por siete individuos que la han empapelado con fotos de Franco, José Antonio Primo de Rivera y del Valle de los Caídos, bajo el lema “El Valle no se toca”. También la sede del PSOE ha sufrido el mismo ataque, por lo que queremos mostrarles toda nuestra solidaridad y apoyo -igual que ayer hicimos junto a otros colectivos con IU ante la denuncia de un miembro ultra vinculado a la violencia en el fútbol, por tildarlo de nazi-.

También queremos agradecer a la Policía que haya identificado de forma tan rápida a las siente personas que han realizado esta agresión, y con ello haya frustrado lo que pretendía ser una conmemoración por parte de la ultra derecha del golpe de estado franquista que se alzó el 18 de julio de 1936.

En Podemos Xixón ya hemos sufrido intimidaciones anteriores por parte de la ultra derecha. En enero de 2016 un grupo de ultraderecha de unas diez personas nos amenazó e insultó por nuestra política de acogida a las personas refugiadas, e igual que entonces solo ha logrado que nos reafirmemos en nuestros valores.

Hay que decirlo alto y claro, ser demócrata exige ser antifascista, no caben posiciones intermedias. Se trata de un debate superado en la Europa arrasada por los aliados naturales de Franco, la Alemania Nazi y la Italia Fascista, de hecho, muchos actos que la ultraderecha realiza en España con la mayor de las impunidades, en un país como Alemania, serían calificadas como delitos penados con cárcel.

Acabar con el mausoleo franquista que es actualmente el Valle de los Caídos, solo tendría que suponer un debate: cuándo y cómo se va a realizar. Sin embargo, se intenta esconder tras otro tipo de debates como su valor histórico, el reabrir heridas, etc. La negativa a exhumar el cuerpo del dictador Franco es simplemente alinearse con posiciones fascistas. Reiteramos: No caben medias tintas en este tema. O se está contra el fascismo o no se está. O se es demócrata o no se es.

Nos declaramos herederas y herederos de todas las personas que lucharon contra el franquismo, el fascismo y el nazismo, no podemos olvidar a las y los más de 7.000 represaliados tan solo  desde el 1937 a los años 50 por el franquismo , de los cuales más de 3000 fueron asesinados, y reiteramos la necesidad de dignificar su memoria recuperando sus cuerpos, ya que en Asturies hay unas 170 fosas tanto individuales como comunes -obra que también intentan evitar con mil excusas, los mismos que se oponen a sacar a Franco del Valle de los Caídos-.

Quienes tanto hablan de cerrar heridas, deberían saber que la permisividad con las expresiones y agresiones fascistas únicamente mantiene abierto un clima de violencia y tolerancia hacia la xenofobia, la impunidad ante la injusticia y los rescoldos de un régimen asesino en nuestra historia que únicamente merece la condena unánime y la reparación de la justicia a las víctimas.

Como herederas y herederos de las personas que lucharon por la libertad, vemos con preocupación que sea más fácil acabar en la cárcel por rapear la corrupción, que por hacer actos de exaltación franquista; por luchar por los derechos sociales y civiles, que por realizar agresiones fascistas; por salvar vidas en el Mediterráneo, que por hacer actos contra minorías y refugiados; por enfrentarse a la transfobia de Hazte Oír, que por realizar discursos de odio contra minorías por cuestión de identidad sexual. En definitiva, que es más fácil acabar en la cárcel por ser un demócrata que por ser un fascista.